AlbertoMartinSerra

Entrevista con Alberto Martín Serra

Soy Guillermo Paz, alumno del segundo curso del grado de Biología. A día de hoy sigo sin tener demasiado claro qué rama despierta un mayor interés en mí dentro de este amplio mundo que son las ciencias biológicas, aunque poco a poco empiezo a ver qué me gusta más, y la verdad es que el campo de la Biología Celular me atrae mucho. De aquí a unos años intentaré ir focalizándome en los campos que mayor interés me despierten.

portada_163

Verano 2017, número completo y Editorial (Vol. 10, nº 163)

Ha llegado el fin del curso y lo celebramos con un número hecho por alumnos. Todos los artículos de este 163 son fruto de la inquietud y del trabajo de estudiantes, que han escrito en el estrecho margen que les deja la rutina cuartelaria a la que están sometidos por los planes de estudio actuales. Son artículos buenos y demuestran el potencial de sus autores. Ésta es solo una muestra de nutridas cohortes de jóvenes prometedores con iniciativa e ilusión, cualidades que seguro deberán mantener y reforzar si quieren trabajar remuneradamente en lo que más le gusta …

figura1

El estudio de los efectores, ¿La vía para descubrir nuevas dianas para fitoterapias antioídios?

Los oídios son la principal causa de enfermedad en plantas de origen fúngico. Estos patógenos desarrollan una estructura especializada en el interior de la célula huésped denominada haustorio. A través de esta estructura establecen una estrecha relación con el hospedador valiéndose de unas pequeñas proteínas secretadas llamadas efectores, para eludir la respuesta de defensa de la planta, modular la fisiología de la célula vegetal y regular la expresión génica. Debido al estilo de vida como biotrofos obligados, el estudio funcional de los efectores requiere de técnicas específicas e indirectas como el silenciamiento génico inducido por el hospedador (HIGS). El objetivo principal de analizar la función de los efectores y su papel en la patogénesis es identificar aquellos con un papel importante en el establecimiento de la enfermedad que puedan resultar dianas interesantes para el desarrollo de nuevos fitosanitarios.

ciclo

Xylella fastidiosa, una nueva amenaza patógena para el olivar

La bacteria patógena Xylella fastidiosa es responsable de numerosas enfermedades tanto en plantas leñosas como herbáceas, debido a su amplio rango de hospedador. Un caso reciente es el olivo, cultivo principal en nuestro país, especie en peligro debido a que la subespecie pauca causa el desecamiento de brotes y ramas, pudiendo llegar a producir la muerte del árbol. La enfermedad es diseminada al resto del cultivo al ser transportada por un insecto que se alimenta de la savia bruta, conocido como Philaenus spumarius. Hasta la fecha no existe ningún método para eliminar a esta bacteria, por lo que las estrategias se basan en el control de la población del vector y en la prevención.

ImagCom_163

No tan negro como lo pintan

El mar Negro no es negro como usted se imagina. En esta foto de la NASA parece que un ciclópeo desalmado acaba de limpiar un pincel de su acuarela. Desde los cielos se ven torbellinos de turquesas, lapizlázulis, ágatas y esmeraldas, en sus más fantásticas variaciones, que se retuercen en la superficie de este mar tan desgraciado en el nombre como remoto. Es fitoplancton …

La responsabilidad lingüística del docente

Esta vez no voy a contar cosas que a veces escribimos mal porque no sabemos cómo se hace bien. En este artículo voy a tratar un tema al que no se le presta casi ninguna atención, porque con la fiebre del bilingüismo, la excelencia y la internacionalización, nos estamos olvidando de que el idioma es nuestro vehículo de transmisión de la información.

vents

Viejas oxidadas, pioneras de la vida

Mattew S. Dodd, del Centro de Nanotecnología de Londres y amigos de otros centros de investigación (Nature 543, 2017) han encontrado en el ártico canadiense unas rocas sedimentarias con microtubos fósiles de hematita oxidada, indicios directos de la actividad microbiana más antigua conocida hasta la fecha: hace al menos 3,770 millones de años, ya existían bacterias capaces de obtener energía oxidando el hierro en los tumultuosos –químicamente hablando– ambientes de las primigenias chimeneas hidrotermales submarinas.

trapppist

¿No quieres agua…? ¡toma tres Tierras!

En realidad 7 tierras, de las cuales 3 parecen contener agua, han descubierto Michaël Guillon y un multitudinario «et al.» internacional (Nature 542, 2017). Los sensores de infrarrojo del telescopio espacial Spitzer de la NASA señalaron la presencia de siete planetas rocosos alrededor de la estrella TRAPPIST-1, una enana roja a casi 40 añoz-luz de nosotros, durante su tránsito por delante de ella en una observación que duró tres semanas a finales de 2016.

Cien años después de la «bala mágica»

La exhaustiva utilización de los antimicrobianos antibacterianos en nuestra sociedad ha conllevado el incremento de la prevalencia de cepas bacterianas patógenas en diferentes ambientes, incluyendo el nosocomial. Estas cepas aumentan de forma importante el riesgo sanitario para animales y hombres, así como un incremento en el coste de la aplicación de programas de antibioterapia. En 2016, los Dres. Wencewicz y Shapiro de la Universidad de Washington en Sto. Louis han ideado e implementado una nueva estrategia para el control de las «superbacterias» multirresistentes, consistente en el diseño de antimicrobianos contra determinados factores de virulencia de los patógenos bacterianos. El procedimiento se ha estudiado en los sideróforos (mecanismos de captación de hierro) de un patógeno oportunista Gram-negativo, Acinetobacter baumannii. Aunque solo se ha desarrollado un antimicrobiano antivirulencia contra los sideróforos, hay esperanzadoras perspectivas de que puedan diseñarse nuevos antimicrobianos contra otros factores de virulencia, como por ejemplo, enzimas degradadotas de antibióticos, cápsulas bacterianas, bombas de eflujo, proteínas de adhesión, etc.

Enfermedades raras con angiogénesis desregulada

Las enfermedades raras son un conjunto sumamente heterogéneo de varios miles de patologías que tienen como único vínculo su baja prevalencia (menos de 5 casos por cada 10.000 habitantes, según la definición empleada por la Unión Europea, UE). Cada una por separado afecta a un pequeño porcentaje de la población (y ese ha sido el principal motivo por el que han estado insuficientemente atendidas hasta hace relativamente pocos años). Sin embargo, en global afectan a un 5-7% de la población de países desarrollados, lo que se traduce en cerca de 30 millones de afectados en la UE-27 (más de 3 millones en España) […]

cristina

Entrevista a Cristina Pogontke

A continuación os presento una entrevista realizada a Cristina Pogontke, licenciada en biología y máster en biología evolutiva por la Universidad de Málaga. Actualmente Cristina está comenzando su proyecto de tesis doctoral bajo la supervisión del Dr. José Mª Pérez Pomares en el grupo de investigación «Desarrollo y Enfermedad Cardiovascular» perteneciente al Departamento de Biología Animal de esta misma universidad. El objetivo principal del proyecto en el que participa Cristina consiste en estudiar los mecanismos que controlan la capacidad reparativa del corazón de mamíferos. Es decir, conocer mejor qué moléculas están implicadas en los procesos de generación celular, tanto en condiciones normales como de daño y muerte celular, como es el caso de los eventos que se activan tras producirse un infarto de miocardio.

cover162

Primavera 2017, número completo y Editorial (Vol. 10, nº 162)

Carl Sagan, George Gamow, Stephen Jay Gould, Lynn Margulis, Richard Dawkins y unos pocos más, pero pocos, excelentes científicos y mejores divulgadores de la ciencia. Rayas en el agua. Un gremio que alardea de un método de trabajo diáfano, cuando llega la hora de contárselo a la abuela, peca de un oscurantismo narcótico capaz de tumbar al oyente más entusiasta; el «esta persona debe de saber mucho, pero no hay quién la entienda» es irrazonablemente común en el mundo científico. Algunos parece, incluso, que lo hagan a conciencia porque, sin querer, ¡es imposible explicarse tan mal! […]

figura

Florece por primera vez en España un ejemplar de la «Flor Cadáver»

Su nombre científico es Amorphophaullus titanium, pero se la conoce popularmente por el merecido título de «flor cadáver» por el olor de algunas de las sustancias que emanan de su inflorescencia como: la trimetilamina (similar al olor a pescado podrido), el indol (semejante a olores fecales) y el ácido isovalérico (típico del mal olor de pies)[1]. Pese a tales escatológicos atributos de los que se sirve para atraer a posibles insectos polinizadores, sus flores …

figura1

Un caudaloso río de carbono

La ruta de biosíntesis del aminoácido fenilalanina, así como las posteriores rutas que conducen a la biosíntesis de un amplísimo abanico de compuestos de gran interés biológico y económico, son responsables de uno de los mayores flujos metabólicos en la biosfera. Paradójicamente, los mecanismos metabólicos y la regulación de estas rutas han sido insuficientemente estudiadas en décadas pasadas en parte debido a la complejidad de las mismas. En los últimos años se han producido avances significativos en nuestro conocimiento de estas rutas y su regulación a distintos niveles. Estos avances suponen la base para futuras mejoras biotecnológicas en áreas tan diversas como la generación de biomasa, la mejora de cultivos de interés nutricional o la producción de madera.

figura1

Una asignatura pendiente: la normalización de la RT-qPCR

En los últimos años, la biología molecular ha pasado por una serie de revoluciones técnicas. La RT-qPCR es una técnica con un papel principal en una de estas revoluciones. Desde su aparición, los análisis de expresión génica se han vuelto cuantitativos, más baratos y más rápidos, por lo que son más populares en la comunidad científica, difundiendo su uso por todos los laboratorios. Sin embargo, la técnica no es tan sencilla como la mayoría de los investigadores piensan. La incorrecta implementación de la RT-qPCR conduce a resultados inconsistentes e irrepetibles. Sin embargo, incluso en este momento, hay investigadores haciendo esfuerzos para reorientar esta situación estableciendo una serie de directrices como en el caso de las normas MIQE. Uno de los temas más problemáticos es la estimación de la expresión génica mediante la normalización de los resultados crudos de RT-qPCR. Por lo general, casi todos los investigadores consideran que la normalización se debe realizar utilizando genes de referencia con expresión estable en cada condición o tejido, los denominados genes «constitutivos». Sin embargo, este concepto ha sido superado por la experiencia que muestra que la selección de los genes de normalización debe lograrse a través de procedimientos experimentales siguiendo un «código de buena conducta» como las directrices MIQE.