Editorial (Vol. 6, nº 143)

En el presente número de Encuentros en la Biología continúa nuestra colaboración con el área de divulgación de la Sociedad Española de Bioquímica y Biología Molecular, publicando dos artículos originalmente publicados en la URL SEBBM Divulgación en Junio y Marzo de 2013: un artículo sobre La reprogramación celular, firmado por el prestigioso investigador del CNIO Manuel Serrano y un artículo titulado El gen como medicamento: terapia génica, firmado por José Carlos Segovia, del CIEMAT. Entre las secciones habituales, en el presente número de Encuentros en la Biología no faltan los Foros de la ciencia, La imagen comentada y la sección Monitor y vuelven a aparecer contribuciones para las secciones Recensión y Cómo funciona. En este último caso, un investigador holandés y otro español firman un interesante artículo en el que repasan las principales recomendaciones para estandarizar los diversos pasos implicados en la tecnología de la PCR cuantitativa a tiempo real. Este número del verano de 2013 se completa con tres artículos de temática variada. El primero de ellos, acompañado de hermosas fotografías, analiza la genética del “color” en las flores del dondiego de noche. La segunda contribución comenta varios trabajos de investigación científica publicados en torno a la endogamia en los Habsburgo. Finalmente, el tercer artículo se centra en la microbiota intestinal.

Creemos conveniente terminar reproduciendo las últimas frases recogidas en esta sección en el número anterior (142, Primavera-Verano 2013 de 2013) de Encuentros en la Biología. Una vez más, queremos agradecer a todos nuestros colaboradores el envío desinteresado de sus contribuciones y animamos a investigadores, profesores y estudiantes a que sigan enviándonos artículos de divulgación, pues son imprescindibles para mantener esta iniciativa editorial. Cuando aludimos a Encuentros en la Biología como “nuestra revista” el posesivo “nuestra” es inclusivo, pues no sólo integra a sus editores sino también a todos sus colaboradores y lectores.

Los co-editores