Figura4

Daniel E. Koshland Jr. Una historia con pantalones tejanos, un pingüino y mucha ciencia.

Escribía Cervantes que «en mucho más se ha de estimar un diente que un diamante». Enseñanzas de este tenor justificaban, a criterio del desaparecido diario El Sol, la decisión ministerial de imponer vía decreto la lectura del Quijote en las escuelas. Esto, acontecía en España en marzo de 1920. En estas mismas fechas, pero al otro lado del Atlántico, venía al mundo en la ciudad de Nueva York nuestro protagonista, Daniel E. Koshland Jr., en el seno de una familia judía. Aunque nacido en la Gran Manzana …

Cómo escribimos la «g» para referirnos a la gravedad y no a los gramos

Cualquier científico es consciente de que el símbolo de gramo es una g (no ⊗gr ni ⊗grs. ni otras barbaridades igualmente deleznables). Pero seguro que muchos hemos tenido dudas sobre cómo escribir que hemos centrifugado a «100 veces la aceleración de la gravedad». Si respetamos el Sistema Internacional y la norma ISO 80000 en la que se definen la escritura y el uso de los signos y símbolos matemáticos, no deberíamos tener problemas ni dudas. Ojo, en este contexto no rigen los criterios de ninguna academia de la lengua de ningún país en ningún idioma.

figura1

La evolución de ácidos nucleicos in vitro: desde la investigación sobre los orígenes de la vida a las aplicaciones biotecnológicas

Gracias al desarrollo de la selección in vitro de ácidos nucleicos se han descubierto nuevas capacidades funcionales del RNA, aumentando así la plausibilidad de la hipótesis del «Mundo RNA». Esta metodología también ha permitido obtener aptámeros de RNA y ssDNA, que se unen a diferentes moléculas diana con elevada afinidad y especificidad. Actualmente, los aptámeros…

cover_161

Invierno 2016-2017, número completo y Editorial (Vol. 9, nº 161)

Más subyugada que a caballo por incómodos e indefinidos caminos circula la academia, espoleada por tiránicas unidades de medida, rumbo a quién-sabe-dónde. Un frugal picoteo a base de tiempo y citas, créditos europeos e índices bibliotecarios, constituye el menú actual en nuestras queridas universidades, con empresas de mecenas y alumnos de clientes. Con este plantel, en vez de profesores necesitaremos mozos de barra para servir con fruición píldoras de conocimiento diseñadas específicamente para tragaderas tan agradecidas como indolentes. ¡Más madera! ¡Quememos el tren para ir más rápido! ¡Echemos las facultades de letras también a la barbacoa! ¡Más producción, más rápido, más fácil, más…!

figura1

Mejora de especies forestales mediante transformación genética

Los bosques son componentes esenciales del ecosistema y desempeñan un papel fundamental en el cambio climático. El pino marítimo (Pinus pinaster Ait.) es la especie más extendida en el mediterráneo occidental y actualmente forma parte de numerosos programas de reforestación. Nuevas herramientas biotecnológicas para la mejora del pino marítimo, tales como la embriogénesis somática (ES), ofrecen nuevas oportunidades en el campo de la propagación in vitro e ingeniería genética. La ES proporciona una de las vías principales para la mejora genética de especies forestales y una poderosa herramienta para incrementar la producción y calidad de la madera.

bacoreta_m

Malformaciones sexuales en grandes peces

Microfotografía mostrando la presencia de tejido testicular y ováricos en la misma gónada de bacoreta (Euthynnus alletteratus), escala= 500 µm. Recientemente como fruto de la monitorización de las poblaciones de bacoreta del Mediterráneo (Euthynnus alletteratus) hemos detectado dos ejemplares intersexuales de esta especie uno en 2011 y otro en 2012 …