portada_163

Verano 2017, número completo y Editorial (Vol. 10, nº 163)

Ha llegado el fin del curso y lo celebramos con un número hecho por alumnos. Todos los artículos de este 163 son fruto de la inquietud y del trabajo de estudiantes, que han escrito en el estrecho margen que les deja la rutina cuartelaria a la que están sometidos por los planes de estudio actuales. Son artículos buenos y demuestran el potencial de sus autores. Ésta es solo una muestra de nutridas cohortes de jóvenes prometedores con iniciativa e ilusión, cualidades que seguro deberán mantener y reforzar si quieren trabajar remuneradamente en lo que más le gusta …

figura1

El estudio de los efectores, ¿La vía para descubrir nuevas dianas para fitoterapias antioídios?

Los oídios son la principal causa de enfermedad en plantas de origen fúngico. Estos patógenos desarrollan una estructura especializada en el interior de la célula huésped denominada haustorio. A través de esta estructura establecen una estrecha relación con el hospedador valiéndose de unas pequeñas proteínas secretadas llamadas efectores, para eludir la respuesta de defensa de la planta, modular la fisiología de la célula vegetal y regular la expresión génica. Debido al estilo de vida como biotrofos obligados, el estudio funcional de los efectores requiere de técnicas específicas e indirectas como el silenciamiento génico inducido por el hospedador (HIGS). El objetivo principal de analizar la función de los efectores y su papel en la patogénesis es identificar aquellos con un papel importante en el establecimiento de la enfermedad que puedan resultar dianas interesantes para el desarrollo de nuevos fitosanitarios.

ciclo

Xylella fastidiosa, una nueva amenaza patógena para el olivar

La bacteria patógena Xylella fastidiosa es responsable de numerosas enfermedades tanto en plantas leñosas como herbáceas, debido a su amplio rango de hospedador. Un caso reciente es el olivo, cultivo principal en nuestro país, especie en peligro debido a que la subespecie pauca causa el desecamiento de brotes y ramas, pudiendo llegar a producir la muerte del árbol. La enfermedad es diseminada al resto del cultivo al ser transportada por un insecto que se alimenta de la savia bruta, conocido como Philaenus spumarius. Hasta la fecha no existe ningún método para eliminar a esta bacteria, por lo que las estrategias se basan en el control de la población del vector y en la prevención.

ImagCom_163

No tan negro como lo pintan

El mar Negro no es negro como usted se imagina. En esta foto de la NASA parece que un ciclópeo desalmado acaba de limpiar un pincel de su acuarela. Desde los cielos se ven torbellinos de turquesas, lapizlázulis, ágatas y esmeraldas, en sus más fantásticas variaciones, que se retuercen en la superficie de este mar tan desgraciado en el nombre como remoto. Es fitoplancton …