Harvard y otros centros de prestigio, más cerca de las universidades españolas gracias al programa IMP

Mi nombre es Mari Carmen Ocaña. Soy Licenciada en Biología y actualmente me encuentro en mi tercer año de tesis doctoral en el Departamento de Biología Molecular y Bioquímica de la Universidad de Málaga. Cuando me topé con la información acerca del programa IMP (International Mentor Program) no pude dejar de interesarme. Rápidamente, me dispuse a escribir una carta de motivación, requisito entre la documentación que se solicitaba para optar a participar en el programa, que también incluye tener un nivel mínimo de B1 en inglés. Unas semanas más tarde fui seleccionada como mentee (como ellos llaman a los estudiantes beneficiados), y se me asignó una mentora.

Pero, ¿qué es IMP? El programa IMP es una iniciativa española que se encuadra dentro de una mayor, IMFAHE (International Mentoring Foundation for the Advancement of Higher Education). Sí, iniciativa española. Sí, internacional. La idea surgió de la mano de Zafira Castaño, española que en un punto de su vida profesional decidió dar el salto al extranjero y que, actualmente, desarrolla su carrera profesional en la Universidad de Harvard, Estados Unidos. Pero una idea no triunfa si otras personas no la apoyan y la llevan a cabo, así que, en colaboración con decenas de científicos españoles en el extranjero, crearon el programa IMP. IMP ha creado una red de talento español en el extranjero, presente en 4 continentes del mundo, que pretende conectar el talento en el extranjero con estudiantes de universidades españolas para guiarles en su desarrollo profesional. Todo esto sin ánimo de lucro, consiguiendo financiación a través de la colaboración con las universidades y distintas entidades.

En este programa, que lleva tres años en funcionamiento, han participado hasta el momento dieciocho universidades españolas, uniéndose la Universidad de Málaga en el tercer año. No solo es útil para alumnos de biomedicina, como fue mi caso, sino que también incluye la rama de Ingeniería (y, en otras universidades, también la de Económicas). Los logros obtenidos por el mismo han sido impresionantes y han sido publicados en la prestigiosa revista Nature Biotechnology en marzo de 2017[1]. Vista la calidad del programa, no cabe duda de que participar en el mismo puede ser (y, de hecho, es) altamente beneficioso para estudiantes españoles de carrera, máster o doctorado.

Mi mentora es Instructora en oftalmología en Harvard e investigadora en el Ocular Genomics Institute – Mass Eye and Ear en Boston. Tras presentarnos mi mentora y yo en lo que fue nuestra primera videoconferencia, me preguntó si quería optar a la beca de Excelencia. Estas becas consisten en una cuantía de 3000 USD, junto con los gastos de visado y seguro médico, para realizar una estancia de 6-8 semanas en uno de los centros participantes del programa (entre otros, Harvard, Princeton, Yale, Karolinska…, la crème de la crème), para lo cual hay que realizar las videoconferencias totalmente en inglés. Creo que no tengo que aclarar en qué idioma me comuniqué durante los siguientes siete meses con mi mentora.

Entre las cosas que me beneficiaron de las videoconferencias, destaco mejorar la redacción de mi CV, abrir un perfil de LinkedIn, diseñar mi elevator pitch, recibir consejos sobre presentaciones orales, etc. Pero, sin duda, lo que más agradezco es la seguridad que gané en mi misma. Los españoles tendemos a ser modestos, a pensar que no somos lo suficientemente buenos. Mi mentora me insistió en que no era así, y que si quieres trabajar, por ejemplo, en Estados Unidos, esa mentalidad no te lleva a ningún sitio. Con la seguridad en mí misma que me inculcó, aumentó mis pensamientos de «si me lo propongo, puedo». Este tema también se mencionó en un artículo publicado en El País[2]. Además de esto, en éste, mi tercer año de tesis, voy a realizar mi estancia predoctoral en el extranjero. Durante las videoconferencias, ella me asesoró en cómo escribir una carta de motivación y, posteriormente a finalizar el programa, cuando ya no tenía obligación de ayudarme, me escribió una carta de recomendación y me resolvió dudas sobre cómo escribir a los laboratorios que me gustaban para mi estancia.

Y, ¿cuándo finaliza el programa? En julio se celebra una conferencia en la Universidad de Valencia, en el que se reúnen los mentores y los mentees en una oportunidad única de compartir la experiencia con otros estudiantes y poder atender a charlas de gran variedad, así como hablar con otros mentores. Y aún queda sitio para el ocio, puesto que el día antes de la conferencia se organiza una ginkana por Valencia, y no olvidemos la cena tras la conferencia (con karaoke incluido y barra libre —¡la profesionalidad no excluye a la diversión!—). Por supuesto, los gastos del viaje y alojamiento fueron total o parcialmente amortiguados por una bolsa de viaje por parte de IMFAHE.

Respecto a las becas de Excelencia, que solo se otorga una por universidad (o una entre Sevilla y Málaga), yo fui preseleccionada, pero no llegué a la final. Quería que esta parte de la experiencia formara parte de este artículo, así que contacté con la persona que ha disfrutado de una estancia en el H. Lee Moffitt Cancer Center & Research Institute, en Tampa, Florida. Su nombre es Diego Lozano, biólogo por la Universidad de Málaga que está realizando actualmente su tesis doctoral en nuestra Universidad.

  • Diego, ¿qué te ha aportado el programa IMP?

    La oportunidad de estar en contacto y conocer investigadores de primer nivel que están fuera de España, de conocer de primera mano diferentes vías de búsqueda de becas y salidas profesionales en el ámbito de la ciencia, fortalecer mi networking, mejorar mi carta de presentación así como el formato de mi CV, y mejorar mi inglés puesto que las videoconferencias con mi tutora eran en este idioma.

  • ¿Cómo abordaste las videoconferencias con tu mentor/a?

    Previamente planificábamos el tema en el que estaba interesado mejorar. Después de cada videoconferencia intercambiamos correos con la información y tareas. El contacto era muy fluido y la información recibida de un gran valor profesional y académico.

  • ¿En qué crees que se fijan más a la hora de otorgar las becas de excelencia para hacer una estancia breve en el extranjero?

    Por un lado, creo que el interés y la inquietud por aprender, mejorar y seguir creciendo a todos los niveles es muy importante y valorable, así como el compromiso con el desarrollo del programa y saberte manejar en inglés. Por otro lado, creo que el CV que se tenga es también relevante, así como las propias necesidades del posible centro receptor.

  • Cuéntanos tu experiencia en Florida. ¿En qué estás trabajando allí?

    Estoy colaborando en un proyecto de genómica funcional en el que estamos optimizando y empleando el sistema CRISPR-Cas9 para la identificación y análisis de mutaciones que confieren resistencia a ciertos fármacos en cáncer de pulmón. Hasta el momento puedo decir que estoy encantado con el trato personal y profesional que estoy recibiendo en el centro, y con todo lo que estoy aprendiendo. Existe mucho contacto con el resto de investigadores. Por un lado, son frecuentes las conferencias y seminarios, y las reuniones de departamento o áreas, no solo para que cada uno exponga cómo van sus investigaciones, sino para la discusión de artículos de interés. Por otro lado, se colabora mucho y muy bien entre los distintos grupos de investigación y personal técnico. Si tienes una duda sobre cualquier técnica o enfoque, es relativamente fácil encontrar algún compañero en el centro que te pueda ayudar a optimizar algo o darte algún consejo.

  • ¿Qué sería lo que más destacas de tu experiencia en el extranjero y cómo crees que va a impactar en tu carrera profesional?

    Está siendo muy interesante el aprendizaje de nuevas técnicas y enfoques en investigación que no había tenido la oportunidad de emplear hasta ahora, y que, sin duda, me permitirá mejorar en mi área de trabajo y otras muchas. Por otro lado, el contacto personal y profesional con personal e investigadores de otros países, culturas y disciplinas es muy interesante, no solo por lo que te aporta profesionalmente, sino también porque te ayuda a seguir mejorando personalmente.

Las plazas para el programa son limitadas, y no todos los solicitantes podrán acceder a la misma. Sin embargo, tienen una serie de actividades y seminarios online que son de acceso público a cualquier estudiante. Además, este año prometen nuevos eventos disponibles para todos.

Para finalizar, me gustaría resaltar que los mentores son un ejemplo de valores y un modelo a seguir. De solidaridad (ellos estuvieron en nuestra situación hace unos años, y quieren ayudarnos con sus experiencias para que no caigamos en sus mismos errores, tanto si queremos trabajar en España como en el extranjero), de empatía (los mentores tienen una diferencia generacional con nosotros de 10 años aproximadamente, y todavía recuerdan nuestros años y nuestras dudas), de compromiso social (no quieren beneficiarse personalmente de su éxito profesional, sino que quieren ayudarnos y ayudar a su país), de ayuda (¡fuera las envidias! Quieren que seamos mejores que ellos y sentirse orgullosos de vernos crecer) y de excelencia (nos invitan a salir de nuestra zona de confort y que seamos excelentes dentro de nuestras capacidades).

Espero que, tras leer este artículo, esta gran iniciativa se haga más conocida en nuestra Universidad, y que haya conseguido motivar a los estudiantes para que opten a él y se beneficien del mismo. No dudes en contactar directamente con el programa para cualquier consulta y yo, a través de mi dirección de correo electrónico, también me pongo a disposición para cualquier duda acerca de la experiencia mentee.

Referencias y material de interés

  1. Soriano-Carot y otros. International mentoring as a new educational approach to alleviate brain drain, empower young talent, and internationalize higher education. Nat. Biotechnol 35: 285-288, 2017
  2. Almudena Ortega. Consejos de los cerebros fugados a los investigadores que también tengan que marcharse.

Vídeo explicativo del programa IMP.

Página de IMP.