figura1

Un caudaloso río de carbono

La ruta de biosíntesis del aminoácido fenilalanina, así como las posteriores rutas que conducen a la biosíntesis de un amplísimo abanico de compuestos de gran interés biológico y económico, son responsables de uno de los mayores flujos metabólicos en la biosfera. Paradójicamente, los mecanismos metabólicos y la regulación de estas rutas han sido insuficientemente estudiadas en décadas pasadas en parte debido a la complejidad de las mismas. En los últimos años se han producido avances significativos en nuestro conocimiento de estas rutas y su regulación a distintos niveles. Estos avances suponen la base para futuras mejoras biotecnológicas en áreas tan diversas como la generación de biomasa, la mejora de cultivos de interés nutricional o la producción de madera.

La imagen comentada

Cambio de localización sub-celular de dos proteínas tras la exposición a estrés

La imagen corresponde a protoplastos (célula vegetal sin pared celular) de la planta Nicotiana benthamiana expresando dos proteínas diferentes, TSN y UBP1. La fusión de los fluoróforos RFP (Proteína Fluorescente Roja) y GFP (Proteína Fluorescente Verde) a TSN y UBP1 respectivamente, permite que ambas proteínas se puedan visualizar al mismo tiempo en un microscopio confocal.

Figura 2. Esquema que representa el modelo zig-zag[2]
,
que explica el sistema inmune de plantas (HR: Respuesta
Hipersensible; Avr: Proteínas de Avirulencia; R: Proteínas
de Resistencia).

La coevolución como un sistema de defensa en la interacción planta-patógeno

Las plantas proveen a diversos tipos de microorganismos de agua y nutrientes. A lo largo del tiempo, plantas y microorganismos han coevolucionado, de forma que los patógenos son capaces de resistir los mecanismos defensivos vegetales, pero también pueden inducen en éstos nuevas estrategias de defensa. Este artículo presenta y discute algunos de estos mecanismos básicos de coevolución planta-patógeno.

Figura 1. Ventanas con celdas DSSC diseñadas y construidas
por Marjan van Aubel.

Nanotecnología inspirada en la naturaleza: celdas solares sensibilizadas con colorante

Entre los retos más importantes a los que la humanidad debe enfrentarse en la actualidad se encuentran el incremento constante de la demanda de energía y el control de los niveles de CO2 (generado por la combustión de combustibles fósiles) en la atmósfera. Con el fin de solventar estos problemas e inspirados por el proceso natural de la fotosíntesis los científicos trabajan para transformar de manera eficiente la energía solar en energía eléctrica […] En este artículo se realiza una breve descripción del diseño y el funcionamiento de uno de los tipos de celda solar más prometedores, las celdas solares sensibilizadas con colorante (DSSC).