Cómo escribimos la «g» para referirnos a la gravedad y no a los gramos

Cualquier científico es consciente de que el símbolo de gramo es una g (no ⊗gr ni ⊗grs. ni otras barbaridades igualmente deleznables). Pero seguro que muchos hemos tenido dudas sobre cómo escribir que hemos centrifugado a «100 veces la aceleración de la gravedad». Si respetamos el Sistema Internacional y la norma ISO 80000 en la que se definen la escritura y el uso de los signos y símbolos matemáticos, no deberíamos tener problemas ni dudas. Ojo, en este contexto no rigen los criterios de ninguna academia de la lengua de ningún país en ningún idioma.

Otra de acentos, esta vez para nota

Tras el breve repaso a las reglas de acentuación en el número anterior de Encuentros en la Biología, esta vez Gonzalo Claros profundiza aun más en este asunto: ¿cómo se acentúan las palabras compuestas?¿Y las voces extranjeras?¿Y qué me dicen de los principios activos? La respuesta a estas preguntas así como a otras tantas las pueden encontrar en la nueva entrega de la sección Escribir bien no cuesta trabajo.

Escribir bien no cuesta trabajo

Cualquier científico necesita transmitir sus resultados al resto de la comunidad. Una manera de hacerlo es
en los congresos, donde presentamos diapositivas y contamos nuestros resultados. Pero también tenemos que
hacerlo por escrito: desde que estudiamos, en los exámenes, pasando por los proyectos fin de grado, los proyectos
fin de máster, las tesis y los artículos de investigación. Por supuesto, no todos sabemos escribir bien ni con
soltura, pero hay unos consejos muy simples que permitirán que un texto espantoso se vuelva digerible, o que
uno aceptable se convierta en agradable. Estas reglas son: