Figura1

Restricción calórica y prevención del cáncer

El aumento en la ingesta de alimentos que está ocurriendo sobretodo en los denominados países del primer mundo está provocando una serie de alteraciones metabólicas y hormonales que junto con factores ambientales afectan a la iniciación y progresión de una serie de cánceres. Se ha demostrado en ratones de laboratorio que la restricción calórica puede ayudar en la prevención del cáncer aunque se desconocen los mecanismos por los cuales tiene lugar en humanos. Además, se ha visto que el ayuno puede mejorar la eficiencia de la quimioterapia.